Maison

Title Image

Marie Kondo, la gurú del orden

Experta en el orden
Guarda las cosas que hablan a tu corazón. Luego, da el siguiente paso y desecha todo el resto
Marie Kondo
Marie Kondo, la gurú del orden

 

Marie Kondo crea un sencillo método de organización al que llama “KonMari”, que aúna la filosofía oriental, el feng shui y el coaching inspiracional.

Marie Kondo experta en organización se ha convertido según la revista Times en una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2015.  Kondo asegura que desde pequeña vivía obsesionada con el orden. Se dedica a visitar casas y oficinas para aconsejar a quienes tienen dificultades para poner este deseo en práctica. Después de seguir muchos métodos de organización, ha llegado a la conclusión de que la conciencia y la perspectiva de una persona sobre su propio estilo de vida es mucho más importante que cualquier habilidad para clasificar o almacenar. El orden depende de valores personales sobre cómo desea uno vivir.

Marie Kondo crea un sencillo método de organización al que llama “KonMari”, que aúna la filosofía oriental, el feng shui y el coaching inspiracional.

Cuando organizas tu espacio por completo, transformas el escenario que te rodea y el cambio es tan profundo que sentirás que vives en un espacio distinto

Marie Kondo

Un resumen de lo que sería su libro:

1. Almacena lo que te hace feliz

Antes de comenzar a ordenar saca todo del armario o cajón o la estantería. Luego ve cogiendo cada prenda u objeto y hazte las siguientes preguntas: ¿lo quieres de verdad?, ¿es necesario?, ¿me hace feliz? Si la primera respuesta es afirmativa guárdalo, si no es así, dónalo o tíralo.

2. Ordena por categorías

Cuando ya se sabe qué es lo que va a permanecer en la casa, es el momento de pasar a ordenar por categorías, ya que según el método KonMari, de esta forma se logrará un mejor orden. Es decir, que si se empieza por la ropa se deberán ordenar todos los armarios y cajones en los que haya prendas en su interior.

3. Empieza por la ropa

Según Marie Kondo, hay que comenzar de lo más sencillo a lo más complicado y para ella la ropa es lo más fácil porque es lo que resulta más simple de “desechar”. Después será el turno de libros, papeles, otros objetos y, por último, todos aquellos elementos que tengan un carácter sentimental (fotos, recuerdos…), que será lo que más complicaciones genere a la hora de decidir que se guarda y que se elimina.

4. Guarda por tipología y no disperses espacios

Guardar todos los objetos del mismo tipo en el mismo sitio y no dispersar los espacios de almacenamiento. Además, solo hay dos maneras de ordenar las pertenencias: por tipo de objeto y por persona. 

5. Sencillez y todo a la vista

El almacenamiento se debe hacer de tal manera que esté todo a la vista y de una simple ojeada se pueda saber con lo que se cuenta. Para lograr este fin, Marie Kondo apunta que lo mejor es utilizar cajas (pueden ser de zapatos) o cajones, para ubicar la ropa.

6. Doblar verticalmente la ropa

La ropa debe doblarse de manera vertical ya que así ocupará menos espacio y se podrá observar perfectamente lo que hay sin tener que meter la mano para revolver todo. La manera de doblar la ropa consistirá en ir formando pequeños rectángulos con ella hasta que ésta se mantenga por sí sola en pie (en caso de que se caiga habría que volver a doblar todo hasta conseguir este objetivo). Si son pantalones lo que se va a doblar habrá que abrochar botones y cerrar cremalleras, planchar con la mano para que no haya arrugas y empezar con los dobleces, en cuanto a los bolsos, lo mejor es meter uno dentro de otro para poder colocarlos en su ubicación.

7. No gastes dinero en productos de almacenaje para guardar las cosas

Se pueden solucionar los problemas de almacenamiento con artilugios habituales que se encuentran en cualquier casa, de hecho, para Marie Kondo son fundamentales las cajas de zapatos vacías, puesto que son perfectas en tamaño, material, durabilidad, facilidad de uso y atractivo. También son perfectos los rollos de papel higiénico para meter ropa interior o almacenar cables.

8. Minismalismo extremo en cuanto decoración

La casa no puede parecer un museo lleno de muebles y chismes sobre mesas, aparadores o estanterías, sino todo lo contrario, ya que debe ser el reflejo más claro de que menos es más. Así, que elimina todo aquello que no te hace feliz y retira todo el exceso de información visual para que la habitación no resulte cargada.

9. Aplica todos los puntos anteriores a todas las zonas del hogar

Es decir, de igual manera que Marie Kondo indica como ordenar la ropa en el armario, se debería organizar, por ejemplo, la cocina o las estanterías repletas de libros. Así que ya sabes tíralo todo al suelo, decide qué es lo que te hace feliz, deshazte de lo que no quieras y comienza a poner orden en tu casa y en tu vida.

Nuestra recomendación es la lectura de su libro “La Magia del orden”.